Facebook Twitter Google +1     Admin

LA MINERÍA PREHISTÓRICA EN ZALAMEA LA REAL (V)

20141019193153-martillo-de-minero-4.jpg

Las minas prehistóricas del término de Zalamea la Real son un reflejo de la explotación de las minas de Riotinto, principal centro de producción de cobre de toda la región. Esta era el  foco de atracción de los pueblos que comercian con el metal y como consecuencia de ello los pobladores de la comarca descubren y deciden explotar estas otras pequeñas minas que le sirven para enriquecer su economía tradicional. Naturalmente estamos hablando de hipótesis, pero a la postre, hipótesis son también las distintas teorías que se han expuesto sobre las explotaciones mineras en la Edad del Cobre.

¿Qué criterios podemos seguir para calificar una mina como prehistórica entre las muchas que se encuentran en el término e incluirla en la relación que vamos a enumerar? Deben confluir para ello tres factores. En primer lugar debe ser una mina de cobre. La existencia de otros metales que pudieran haber sido extraídos después no es determinante porque en la época que estamos tratando el cobre es el mineral básico de interés. El segundo factor es la presencia en superficie, en la misma mina o en sus proximidades, de restos prehistóricos asociados, martillos de mineros, hachas, azuelas o cerámica. El tercer factor es la existencia en sus alrededores de yacimientos megalíticos que atestigüen la ocupación poblacional en la época.

Confluyen estos factores en nuestro término en las siguientes minas: Cinflón, Masegoso, Tinto y Santa Rosa, Castillo de El Buitrón, la Caldera en La Molinera y El Cañuelo.

 LA MINA DE CHINFLÓN:

 Situada a tres kilómetros al este de la aldea de El Pozuelo en una zona agreste con lomas desgastadas por la erosión y atravesada por numerosas correntias y barrancos. Originalmente debió tener una vegetación de bosque mediterráneo con profusión de especies típicas de este nicho ecológico, en la actualidad se encuentra en su mayor parte repoblada de eucaliptos y sólo en áreas limitadas brota la vegetación autóctona.

 La mina se localiza en una colina alta que domina toda la zona y que es fácilmente localizable desde los alrededores. En sus cercanías hacía el sureste se localizan los dólmenes 1, 2, 3 y 4.

 En la mina se pueden encontrar varias etapas de explotación a lo largo de la historia, desde época prehistórica hasta mediados del siglo XX. En lo que a nuestro trabajo se refiere hay que destacar las labores más primitivas realizadas en ella. Los vestigios de explotación prehistórica que aún se pueden apreciar son   las trinchera de acceso a las oquedades que se fueron abriéndose a base de golpes de martillos. Encontramos cinco de ellas excavadas pero hay sospechas fundadas  de que fueron muchas más aunque pendientes de estudio.

En sus inmediaciones se halló un poblado minero de la Edad del Bronce final excavado y estudiado por Pellicer y Hurtado en 1978 y en el que se hallaron hachas pulimentadas, martillos de mineros y morteros, así como varios hogares y un agujero que sirvió para ubicar el poste central de una choza. No descartan la posibilidad de existencia de hornos metalúrgicos.

La posterior observación y la aparición en superficie de algunos restos de escorias de pequeño tamaño y de martillos de minero en fase de elaboración  apuntan que efectivamente en él se realizaron labores de fundición sobre minerales previamente triturados para favorecer esa tarea y la existencia de talleres de fabricación de utensilios mineros.

Otro dato que es conveniente reseñar es los restos hallados en la cumbre próxima de ese mismo cerro situada a unos 50 metros al este y en el que los materiales hallados en superficie y la acumulación de piedras apuntan a la existencia de un poblamiento toscamente amurallado muy parecido en su fisonomía al recinto encontrado en Cabezo Juré en Alosno (Huelva). Solo una excavación y un estudio profundo podrá determinar la importancia de este yacimiento.

MINA DE MASEGOSO

Situada a 2,5 kilómetros al sur de la aldea de El Pozuelo, cercano a los dólmenes 6, 7, 8, 9, 11 y 12. y desde la que se puede observar los dólmenes de los Gabrieles.

Trabajada también en épocas posteriores, esta mina presenta igualmente los vestigios de los trabajos realizados en época prehistórica. Se pueden observar seis trincheras, algunas más primitivas que otras. En sus proximidades se han hallados también martillos de mineros.

 Lo más relevante de este yacimiento es la concentración de trozos menudos de escorias  “evidentemente trituradas a propósito semejantes  a las escorias halladas en Chinflón” (Según Pellicer y Hurtado) propias del periodo Calcolítico que  acreditan la existencia  una planta de fundición primitiva. Estos autores refieren igualmente el hallazgo de otro tipo de escoria posteriores a las minas de trinchera, de mayor tamaño y que refleja su extracción en un sistema de fundición mas avanzada pero aún muy rudimentaria.

MINA DE EL CASTILLO DE EL BUITRÓN

 Situada  a unos 4 kilómetros al oeste de El Buitrón, en un terreno abrupto, atravesados por estrechas quebradas por donde corren torrentes y arroyos. En sus proximidades se encuentran los dólmenes y cistas megalíticas de El Valle de las Sepulturas.

En sus alrededores se hallas restos visibles de época romana y entre esos materiales se han hallados martillos de mineros prehistóricos  y un mortero de piedra. Debido a la explotación intensiva que ha tenido en épocas posteriores los restos de épocas prehistóricas han desaparecido en su mayor parte.

MINA DEL TINTO Y SANTA ROSA.

Situada en las proximidades de la confluencia de la rivera de El Villar con el rio Odiel. Es una mina de cobre y pirita que, igual que en la anterior, por la envergadura de las explotaciones posteriores han quedado pocos restos de la época que nos ocupa. Aunque relativamente retirados de la mina  en sus alrededores se encuentra yacimientos megalíticos en el cercano valle conocido de las sepulturas. En lo alto del cerro que da vista a la Corta  se hallaron restos de martillos de mineros y cerámica.

 MINA DE EL CAÑUELO

 Pequeña mina de cobre situada junto a la rivera de la que recibe su nombre a unos 4 km aproximadamente al oeste de El Villar. Cerca de ella se han encontrado los denominados dólmenes de La Palanquilla.

Aunque es una mina que ha sido explotada en época moderna los restos encontrados en superficie demuestran que ya se explotaba en la Edad del Bronce. Se han encontrado en las escombreras martillos y mazas de mineros.

MINA DE LA CALDERA EN LA MOLINERA

Situada al oeste de la anterior a un km aproximadamente y en las cercanías del río Odiel. En sus proximidades se encuentra, además de los mencionados en el caso anterior, el llamado dolmen de Las Navas.

Similar al anterior, el mayor volumen de trabajo se realizó en época moderna. En un pequeño cerro a escasos metros de la mina se hallan en superficie unos restos que pudieron pertenecer a un pequeño habitáculo en cuyo interior se hallaron dos mazas de mineros. En sus escombreras de época moderna es fácil encontrar aún este tipo de herramientas.

Imagen de la foto: Martillo prehistórico de minero hallado en la mina de El Cañuelo (Zalamea la Real)

Manuel Domínguez Cornejo        Antonio Domínguez Pérez de León

19/10/2014 19:31 mdc y adpdl Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris