Facebook Twitter Google +1     Admin

EL MENHIR DE ZALAMEA

20151209203505-menhir-zalamea-7.jpg

A finales de la década de los 90 descubrimos, recorriendo el término de Zalamea,  una gran piedra alargada en forma de huso que, tras las comprobaciones correspondientes, resultó ser un menhir, el único hasta ahora descubierto en Zalamea la Real y uno de los pocos existentes en toda la provincia de Huelva, aunque en la vecina Portugal   suelen ser frecuentes.

 Antes de entrar en detalles sobre esta pieza creemos conveniente introducir alguna explicación sobre lo que es un menhir y su significado.

 La palabra menhir, según algunos autores, es de origen celta y vendría a significar piedra larga (men: piedra –hir:larga). Se trata pues de enormes piedras alargadas y ovaladas que eran colocadas en posición vertical  y se levantaron en nuestra zona entre el 10.000 y el 1000  antes de Cristo. Su longitud podía oscilar entre uno y tres metros  y entre 50 y 80 cm de anchura en la parte central. Son los primeros monumentos megalíticos conocidos.

 Hay múltiples teorías acerca de su origen y significación, pero la más extendida es que se trataba de monumentos de un sentido mágico destinado a conseguir de los dioses  fertilidad para los campos y fecundidad en animales y personas. Así tallaron y levantaron enormes piedras como un símbolo fálico que propiciara del cielo la abundancia de lluvias que favorecieran el crecimiento de las plantas y la reproducción de los animales. Con frecuencia tienen en sus laterales grabados o hendiduras, con una significación aún no suficientemente aclarada, pero que casi con seguridad pretenden aludir a los dioses para conseguir sus favores.

 El menhir descubierto en Zalamea estaba situado junto a la finca de La Zorrera, a unos 500 metros al este de la aldea de El Membrillo alto. Tiene 2,20 de alto por 60 cm de ancho en la parte central. Está construido con pórfido pizarroso abundante en esa zona presumiblemente extraído de una cantera no muy lejana de allí. Se encontraba en un pequeño llano en lo alto de un cerro, aunque se encontró derrumbado en posición horizontal, pegado a la alambrada que delimita dos fincas, es seguro que no se trataba de su lugar original, sino que fue intencionadamente desplazado para que no constituyera un obstáculo en la labranza del terreno. Tiene grabadas dos cazoletas con un orificio central en una de sus caras cuyo significado desconocemos, aunque es algo común, como dijimos más arriba en este tipo de monumentos. Hasta hoy no se ha descubierto en nuestro término ningún otro, por lo que se trata de una pieza singular.

 Actualmente se encuentra en la puerta de acceso al Museo Provincial en Huelva, donde fue trasladado para su exposición,  lo que ha impedido posteriores investigaciones sobre el lugar que ocupaba y hubiera podido despejar muchas incógnitas  que se tienen sobre este tipo de monumentos en nuestra provincia.

 Imágenes de la foto:

Izquierda: Situación actual del menhir hallado en Zalamea, en la entrada del Museo de Huelva.

Derecha: Recreación de la situación que debió tener originalmente.

Manuel Domínguez Cornejo     Antonio Domínguez Pérez de León

09/12/2015 20:28 mdc y adpdl Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris