Facebook Twitter Google +1     Admin

LA METALURGÍA EN EL POBLADO DE CHINFLÓN (I)

20210413203214-descarga-1-.jpg

LA MINA

La Mina de Chinflón situada en las proximidades de la zona conocida como Los Llanetes aproximadamente a unos 3 km al este de la aldea de El Pozuelo (Zalamea la Real) es uno de los asentamientos mineros de mayor interés histórico de nuestro pueblo. Tenemos constancia de que fue explotada en diversas etapas: en la Prehistoria, durante la Edad Antigua y también en la Edad Moderna.

La que más nos interesa, y en la que vamos a centrarnos en esta ocasión es su explotación durante la Prehistoria. Existen indicios fundamentados de haber sido trabajada ya en el eneolítico y hay autores que afirman que su localización en las proximidades de los dólmenes de El Pozuelo podría explicar el número elevado de estos monumentos funerarios en un área tan reducida. Puede que la razón que explique la continuidad poblacional en la misma zona venga motivada por el interés en aprovechar la mina, manteniéndose cerca de ella, aunque su actividad económica principal no fuera esa.

Aparte de ello el estudio realizado en las proximidades de los pozos dos y tres por Pellicer y Hurtado (El poblado minero de Chinflón. 1980) reveló un asentamiento, probablemente temporal, que se dedicó a la extracción y fundición in situ del mineral.

La excavación por estos arqueólogos de una parte del poblado que se extiende por una zona par amplia hacía el este sacó a la luz dos huecos que debieron servir bien para sostener los postes de algún tipo de cobertizo o choza o bien eran la sujeción de algún tipo de estructura indefinida. Aparecieron igualmente seis hogares de los que algunos de ellos contenían  los característicos martillos de mineros de piedra. Así mismo la excavación halló numerosos fragmentos de recipientes y vasijas de cerámica y algún que otro tipo de hacha también de piedra.

El poblado era ocupado probablemente con carácter temporal en determinadas épocas del año posiblemente para dedicarse durante esos periodos  a sacar el mineral y hacer allí mismo una primera fundición de lo extraído.

Desde el Neólítico, el término de Zalamea estuvo ocupado por un número relativamente  abundante de pobladores que se dedicaban fundamentalmente a la caza, a la recolección y, posiblemente en una fase muy inicial, a la agricultura. Estos pobladores tendrían un primer contacto con la minería para la obtención de piedras que sirvieran para fabricar objetos de ornamentación personal: cuentas de collar, colgantes, etc. Esta primera aproximación sería el punto de partida para la extracción del cobre nativo. Esto sería la base para que más tarde, ya en la edad del Bronce, alrededor de los años 1800- 1500 antes de Cristo, los descendientes de aquellos pobladores comenzaran a conocer el valor del mineral de cobre, posiblemente por el contacto con otros pueblos que lo demandaban en sus transacciones comerciales, lo que le llevaría a la explotación de las mina de Chinflón.

Hay que recordar que en aquella época el cobre era un metal con un enorme valor, hay autores que consideran que incluso mayor que el del oro, lo que de alguna manera impulsó a los habitantes del área de El Pozuelo a establecerse temporalmente en un poblado próximo a la mina para el aprovechamiento de sus menas de cobre.

13/04/2021 20:32 mdc y adpdl Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris