Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Septiembre de 2014.

LA MINERÍA PREHISTÓRICA EN ZALAMEA LA REAL (IV)

20140909221806-prehistoria-1.jpg

LA MINERIA EN LA EDAD DEL BRONCE.

En historia general a la Edad del Cobre sigue la llamada edad del Bronce, en ella el hombre descubre que mediante una aleación con estaño, el cobre adquiere dureza y mayor consistencia.  Esto supone un avance tecnológico porque permite la utilización del resultado de la aleación para fines más avanzados y un paso más en la búsqueda de metales preciosos que harían destacar a muchas civilizaciones. La Edad del Bronce trajo sin embargo otras innovaciones de carácter cultural y social.

No obstante la Edad del Bronce se desarrolla en nuestra comarca con unas características específicas. Lo primero que se aprecia es que se produce un estancamiento, incluso un retroceso cultural en nuestra zona. ¿Qué explicación se le puede dar a este hecho? Los yacimientos arqueológicos y los estudios realizados apuntan a que durante el Bronce Inicial y Medio hubo un abandono de las minas, en parte debido al agotamiento de los afloramientos cupríferos en superficie y por las dificultades que entrañaba su extracción en minería de interior así como al desconocimiento de las nuevas tecnologías que exigía el nuevo periodo, esto provoca un descenso poblacional y un regreso a las actividades agrícolas y ganaderas,  sólo en el Bronce Final se produce un renacimiento de la minería a causa de la adquisición de nuevas tecnologías de extracción y fundición y al crecimiento de la demanda de cobre. Esto que hemos hablado se  demuestra en una de nuestras minas (Chinflón) en la que se ha excavado un poblamiento minero de  la Edad del Bronce final, en el que probablemente se realizó algún tipo de fundición aunque esto no acredita que se estuviese realizando la aleación para producir bronce por la carencia de ese otro metal necesario.

 No obstante la zona no volvería a adquirir el auge que mostró a finales del Neolítico  y en el Calcolítico. El cobre ha pasado a ser un metal secundario, necesita de otro para transformarse en bronce. El interés por él decae en la medida que ya no es el metal único, valioso y tan apreciado como  en periodos anteriores. A ello se añade la extracción de cobre más refinado en minas de mayor envergadura cerca de otras que producen estaño. Su extracción es ocasional, como lo demuestra el estudio realizado en el poblado de Chinflón, y los habitantes de la zona no pueden abandonar sus actividades agrícolas y ganaderas y solo estacionalmente se trasladan a las minas para extraer mineral de cobre y fundirlo con el fin de comerciar con él, regresando después a sus actividades cotidianas. Sin olvidar la atracción que una cercana mina como la de Riotinto que comienza ya  a manifestar su potencial productivo convirtiéndose en un foco de atracción.

La ausencia prácticamente total de objetos de bronce en los yacimientos arqueológicos de nuestro término reflejan que la producción de cobre se dedica en su totalidad al comercio, intercambiándolo por otros objetos de mayor utilidad, incluso puede que alimentos.

 Manuel Domínguez Cornejo       Antonio Domínguez Pérez de León

09/09/2014 22:18 mdc y adpdl Enlace permanente. Prehistoria No hay comentarios. Comentar.

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris